vendrán días…

26 12 2007

deseos.jpg

Estos últimos días han sido algo complicados, pero quiero que lo último que escriba aquí antes de que acabe el 2007 sea algo más positivo… Al final la navidad no ha sido tan catastrófica o, al menos, ya ha pasado. Y ahora toca acabar el año en mi pueblo, mi Escurial de la Sierra. Volver a encontrar la calma (¿calma?) en mi pequeño refugio y coger fuerzas para empezar de un año que según el horóscopo chino traerá muchos cambios a todos los que somos la rata. El 2008 será el año de la generación que esta en crisis, así que se supone que los cambios serán para bien… a ver si la superamos!!

En fin, 2007, “que por poco acabas conmigo, pero soy difícil de matar”.

Anuncios




¿…navidad…?

24 12 2007

la-valiente.jpg

….y como las desgracias nunca vienen solas, todo se tiene que juntar en Navidad… y ya ni fuerzas para felicitar las fiestas ni para esperar cosas para el año que va a empezar… en fin, digo yo que algún día todo empezará a cambiar y tendré algo de suerte en esta vida.

Siempre nos quedará el alcohol…Emborrachaos mucho estos días.

“Aunque no puedas mirar hacia el sol
Sabes que sigue brillando”

PD. Gracias.





la gente me ve caras

20 12 2007

Hoy me he encontrado con mi vecino de arriba, que creo que tiene que ser superdotado, y me ha dicho que tendría que ser profesora de música, que tengo cara de profesora de música. Qué querrá decir eso?? habrá escuchado los berridos que pego cuando estoy sola en casa??? Me pareceré Reme??? Dios, espero que no sea eso!!

En fin… igual un niño de once años ha descubierto mi profesión frustrada antes que yo….

PD. Reme era mi profesora de música en el colegio… y muy guapa no es que fuera la verdad… bufff.





el sitio de mi recreo…

19 12 2007

Me iba ya a la cama cuando veo a mi Antonio Vega en la tele cantando “El sitio de mi recreo“. Entre todo lo que significa la canción y ver su imagen ahí, tan frágil. Ay, no sé qué se me ha entrado…





la canción del día

19 12 2007

depero-fortunato-autoritratto-su-un-albero-allacqua-acetosa-1915.jpg

“De pequeño me impusieron las costumbres
me educaron para hombre adinerado
pero ahora prefiero ser un indio
que un importante abogado”

Ama, ama, ama y ensancha el alma, Extremoduro – Manolo Chinato





…cuando ya tengo 23

18 12 2007

vaccari-franco-1972.jpg

Cada día pasa el tiempo, a veces no lo vemos. Acaba un año y empieza otro y el tiempo va llevándose todo lo que tenemos. “Un momento en una agenda, una décima de segundo más”.  Todo al final siempre es frágil, siempre gasta y se desgasta. Así se suman las pequeñas porciones de tiempo que vamos gastando. Momentos que brillan un instante y se van. Vivimos siempre dentro del estrés, de las prisas por llegar a todo, por hacer mil cosas en un día. Y el tiempo unas veces nos desgasta. Otras, el tiempo se gasta.
Cuando somos niños creemos que tenemos todo el tiempo por delante y planeamos hacer tantas cosas… Pero el tiempo pasa y los sueños se pierden. A veces los recuerdos acaban por sustituirlos. Pronto nos damos cuenta de que todo lo pasado es mejor que lo presente y el futuro no sabemos dónde está. Demasiadas veces lo esperamos con miedo. Los sueños cada día nos parecen tan imposibles que lo único que queremos es volver a lo tenido.
“Tan lejos los recuerdos de días felices y extraños, mis viejas fotos mienten, tu pelo es más liso y claro, un ángel sobrevuela la tela invisible de araña que el tiempo puso en ellas y no logro recordar”. Un recuerdo que cada vez está más borroso. Un recuerdo selectivo del que sólo guardamos lo bueno. Y duele, al recordar, ver cómo de lo tenido no queda ni la mitad. Y duele pensar que hemos gastado el tiempo en soñar sin haber hecho nada. Y duele ver que estamos recordando sin que nada de lo que tenemos nos guste tanto como lo que tuvimos.  
Y porque muero al pensar que mueren los días y se llevan parte de mi vida, quiero que el principio de los días siempre sea hoy, emocionarme antes de empezar una nueva etapa y que la monotonía no llegue cuando venga el tiempo.

Cuando ya tengo 23…..
“por si el tiempo me arrastra a playas desiertas, hoy cierro ya el libro de las horas muertas…”





Le Petit Prince

16 12 2007

“—¡Buenos días! —dijo el principito.
—¡Buenos días! —respondió el guardavía.
—¿Qué haces aquí? —le preguntó el principito.
—Formo con los viajeros paquetes de mil y despacho los trenes que los llevan, ya a la derecha, ya a la izquierda.
Y un tren rápido iluminado, rugiendo como el trueno, hizo temblar la caseta del guardavía.
—Tienen mucha prisa —dijo el principito—. ¿Qué buscan?
—Ni siquiera el conductor de la locomotora lo sabe —dijo el guardavía.
Un segundo rápido iluminado rugió en sentido inverso.
—¿Ya vuelve? —preguntó el principito.
—No son los mismos —contestó el guardavía—. Es un cambio.
—¿No se sentían contentos donde estaban?
—Nunca se siente uno contento donde está —respondió el guardavía. Y rugió el trueno de un tercer rápido iluminado.
—¿Van persiguiendo a los primeros viajeros? —preguntó el principito.
—No persiguen absolutamente nada —le dijo el guardavía—; duermen o bostezan allí dentro. Únicamente los niños aplastan su nariz contra los vidrios.
—Únicamente los niños saben lo que buscan —dijo el principito-, pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran…
—¡Qué suerte tienen! —dijo el guardavía.”
elprincipito.jpg

Elvi, este intento de inventarme algo positivo no ha podido ser más que copiar y pegar un fragmento de un libro del que siempre hay algo positivo que sacar. En fin, tal vez nos haga falta volver a mirar el mundo con otros ojos, como lo hacen los niños. A nuestros 23 añazos quizas ya se nos hace difícil, pero siempre queda algo.  

PD. “mi infancia ha sido tan larga que nunca acaba de terminar” (Piratas). Qué habilidad tengo para copiar y pegar.