muchachada nui

27 01 2008

Bueno, vamos a poner un poco de risa a un domingo aburrido, que llevo desde el viernes sin salir de casa por culpa de que los virus se han apoderado de mi cuerpo y no se quieren ir. Me meo con Marcial.





distancia

23 01 2008

distancia.jpg

Cada día estoy más convencida de que la distancia no son los kilómetros, es el tiempo que no nos vemos. Es el tiempo en que no hablamos. En que no sé de ti y tú no sabes de mí. La distancia no es espacio, es tiempo. A veces siento tan cerca gente que está tan lejos, y tan lejos a gente que está tan cerca, que me asusta ver el paso del tiempo y cómo todos nos vamos deshaciendo y haciendo a medida que van pasando los días.

Los recuerdos. Los recuerdos son momentos que ya no están y siempre hacen daño. No lo entiendo. Pero siempre hacen daño. Si son buenos, son mejor que el presente. Si son malos, revivimos el dolor. Y así, va pasando el tiempo y la distancia siempre crece si nos ponemos a recordar lo que fuimos algún día y que ya no somos. Lo que estaba y nos llenaba, pero que ya no está. “Tal vez, si se fue es porque no era para tanto, no era importante de verdad…”, pensamos. Y entonces, sentimos aún más distancia. 

La distancia no es espacio. Es nuestros días vacíos sin que haya una llamada, una respuesta. Es el tiempo que ya no nos acordamos de otra persona. Y sin embargo, hoy siento cerca a gente que tengo lejos. Muy lejos. Que no puedo ver, ni puedo abrazar, pero que sé que me responderá a una llamada.

Y gente que está tan cerca, mucho más que otras veces, pero que ya no responde o no sabe responder. La distancia es el olvido de los recuerdos buenos y la dejadez de no querer seguir queriendo crear nuevos momentos que serán añorados en un futuro. Es dejar de recordar las malas experiencias y cómo las compartimos para poder seguir adelante. La distancia es seguir sin mirar a nuestro lado. O mirar y no ver nada, que es aún peor. Es mirar sólo en una dirección, la nuestra.

La distancia es olvidar que hubo un día que te sequé las lágrimas, cuando más lo necesitabas. Olvidar que hubo un día en que sólo tú me hacías reír. La distancia es que no quede nada de todo lo que un día llenó nuestras habitaciones de sueños y de una ilusión, de un motivo por el que levantarse por la mañana.

Cada día estoy más segura de que la distancia no son los kilómetros, es todo el tiempo sin vernos (el tiempo que no sabemos vernos).





la cuesta de enero de la generación perdida

21 01 2008

elviajedechihiro000.jpg

Estoy demasiado poco creativa.. sólo me da para poner vídeos, fotos o cosas por el estilo. En fin, la verdad es que estos últimos días he escrito algo más de lo normal, pero cosas que no me apetece poner aquí. Por lo que se refiere a cosas serias, cada día me cuesta más. Llevo un trabajo de quince páginas a medias desde hace dos semanas y escriure en valencià cada dia és més i més dificil. Siento que en vez de ganar con los años he ido perdiendo. En fin, cada día menos periodista… ¿será la crisis existencial de la generación del 84? ¿por qué estamos todos tan jodidos? Dios, sólo quiero que llegue el año de la rata. El 7 de febrero empezará una nueva era para esta generación.

A lo que nos toca aferrarnos en momentos de crisis….

“…Enero, la cuenta empieza en el minuto cero,
     miro el horóscopo de las revistas y me río….”





aboliamo la sveglia

19 01 2008

tutti fumano, ma nessuno compra sigarette

bevo solo birra hollandia, viva l’hollandia!!!!!!!!

La dolce vita di Bologna….ma cosa farai quando ti sarai laureato? booohhhhhh!!!

Qué vídeo más bueno por diossss!!! Quiero volver a esas calles llenas de birras y perros asesinos… ainsss… qué añoranzaa!





don’t stop me now

17 01 2008

  

Increíble…





no siempre lo urgente es lo importante….

14 01 2008

comic3.jpg 

(Cómic que vio mi gran amigo “harry” y me lo dio porque le recordó a mí. Aún lo conservo y eso que estuvo nueve meses colgado en la cabecera de mi cama en Bolonia. Qué bonito es no hacer nada.)





escapadas

12 01 2008

franco-vaccari-omaggio-all.jpg





afónica…

11 01 2008

Creo que entre tanto aburrimiento y estrés, acabo pensando en todo menos en lo que tengo que pensar (periodismo local…), pero ahora hasta empiezo a encontrar eso que se llama ilusión… no sé muy bien qué haré, ni cómo… pero creo que empiezo a ver esa acera de enfrente a la que se refería Jorge Bucay.
Sigo teniendo demasiada rabia contenida, a así que seguiré gritando hasta que me quede afónica. Y seguiré gritando en busca de esa ilusión.

A saber en qué quedan tantos planes y tanta incertidumbre… Pero seguiré caminando…

bologna-029.jpg

“…si sa dove si nasce, ma non come si muore e non se un’ideale ti porterà dolore.
Ma la tua vita adesso puoi cambiare, solo se sei disposto a camminare,
gridando forte senza aver paura…”

Modena City Ramblers, I cento passi





Gritar

10 01 2008

grito.jpg

Últimamente tengo ganas de gritar más que nunca en mi vida. Sacar toda la rabia acumulada durante tanto tiempo y gritar. Romperlo todo. Y volver a gritar. Después de pasar una vida en silencio… sólo quiero gritar y gritar. Pegar, romperlo todo. Y volver a gritar. Después de una vida haciendo siempre lo que he tenido que hacer, sólo quiero romper todas las cosas que he hecho bien hasta ahora. Sólo quiero deshacerlo todo. Sacar toda la rabia. Toda la que llevo dentro y me esta destruyendo por ser fuerte y seguir adelante, conteniéndome toda la decepción que llevo dentro, todas las cosas que me han machacado, que me han metido dentro y más dentro del suelo.

Hoy no me quiero contener, sólo quiero quedarme sin voz. Gritar. Hoy sólo quiero meter en el suelo todas las cosas que me han hecho que yo me hundiera. Quiero meterlo allí a patadas y no dejarlo salir. Hoy quiero sacar mi rabia. No me quiero contener. No me quiero controlar. No quiero ser lo que siempre he sido.

Ni siquiera quiero ser fuerte. No quiero aguantar el chaparrón sin más. Sólo quiero gritar y destruir todo lo que me ha destruido a mí.





en el octavo día…

9 01 2008

Al octavo día,
salgo de mi casa,
veo el socavón,
tomo carrerilla,
salto,
¡llego al otro lado!
Me siento tan orgulloso de haberlo conseguido,
que festejo dando saltos de alegría…
y, al hacerlo,
caigo otra vez en el socavón.

manos1.jpg

(Al menos ya queda menos para encontrar la acera de enfrente…)





Simone De Beauvoir, “no se nace mujer: se llega a serlo”

8 01 2008

simone-de-beauvoir.jpg

Se cumple el centenario de Simone de Beauvoir, una de las feministas más importantes del siglo XX, además de escritora y filósofa. Es una pena que se la conozca más porque fuera la pareja del filósofo Jean-Paul Sartre, ya que la grandeza de sus reflexiones en un tiempo demasiado temprano a veces cayeron en territorio de nadie. En su libro más conocido, “El segundo sexo” (1949), ya hablaba de teorías que aún  hoy nos pueden explicar por qué siguen pasando algunas cosas tan inexplicables en este mundo. 

Simone de Beavoir sabía que con el movimiento sufragista no se había conseguido todo, ya que “la mujer mantenida no está liberada del varón porque tenga en sus manos una papeleta; si bien las costumbres le imponen menos limitaciones que antes, estas licencias negativas no han modificado profundamente su situación; sigue encerrada en su condición de vasalla”. Para ella, la única forma de ser independiente y acabar con esta opresión es trabajando.

Gracias a dios (o a lo que sea) estas cosas están cambiando y la mayoría de mujeres jóvenes hoy quieremos estudiar o trabajar. Sin embargo aún tenemos tantos impedimentos para poder ejercer nuestra profesión en las mismas condiciones que un hombre que reflexiones que parecen algo alejadas de nuestro tiempo actual, recobran bastante sentido si escuchamos un rato las noticias. En fin, algún día cambiaremos el mundo. Un mundo que fue creado por hombres y para hombres.

¿Tal vez habría que crear uno nuevo?

Uno, due, tre, quattro, cinque… dieci… cento passi!!





“…un mundo plano como punta del alfiler…”

6 01 2008

reyesmagosdanger.jpg

¿Por dónde llegarán los reyes a mi casa? No dejo de pedir cosas, algunas han llegado ya (menos mal), pero hay tantas y tantas que necesito… Una vez me dijeron que “vale más perseguir la sombra de una creencia que quedarse sentado sin hacer nada”. Tal vez sea cierto. Quién sabe, habrá que seguir buscando la estrella si los reyes no llegan a mi casa.

Cuánta incertidumbre…!!!





ya hemos empezado el año…

4 01 2008

goldin-nan-nan-one-month-after-being-battered-ny-1984.jpg 

Nan Goldin, “Autorretrato. Nan un mes después de ser golpeada”

“¿Dices que nada se pierde?
Si esta copa de cristal
se me rompe, nunca en ella
beberé, nunca jamás.”

Antonio Machado





darse cuenta

3 01 2008

Me levanto una mañana,
salgo de mi casa,
hay un socavón en la acera,
no lo veo,
y me caigo en él.

Al día siguiente
salgo de mi casa,
me olvido de que hay socavón en la acera,
y me vuelvo a caer en él.

Al tercer día,
salgo de mi casa tratando de acordarme
de que hay socavón en la acera.
Sin embargo no lo recuerdo, y caigo en él.

Al cuarto día,
salgo de mi casa tratando de acordarme
del socavón en la acera.
Lo recuerdo,
y a pesar de eso,
no veo el socavón y caigo en él.

Al quinto día,
salgo de mi casa.
Recuerdo que tengo que tener presente
el socavón en la acera
y camino mirando al suelo.
Y lo veo y,
a pesar de verlo,
caigo en él.

Al sexto día,
salgo de mi casa.
Recuerdo el socavón en la acera.
Voy buscándolo con la mirada.
Lo veo,
intento saltarlo,
pero caigo en él.

Al séptimo día,
salgo de mi casa.
Veo el socavón,
Tomo carrerilla,
salto,
rozo con las puntas de mis pies el borde del otro lado,
pero no es suficiente y caigo en él.

Al octavo día,
salgo de mi casa,
veo el socavón,
tomo carrerilla,
salto,
¡llego al otro lado!
Me siento tan orgulloso de haberlo conseguido,
que festejo dando saltos de alegría…
y, al hacerlo,
caigo otra vez en el socavón.

Al noveno día,
salgo de mi casa,
veo el socavón,
tomo carrerilla,
lo salto,
y sigo mi camino.

Al décimo día,
justo hoy,
me doy cuenta
de que es más cómodo
caminar…
por la acera de enfrente.

Jorge Bucay, “Cuentos para pensar”

crearproblema_elroto.gif





borrón y cuenta nueva

2 01 2008

escurial.jpg

Al final equilibré mi balance y analizando las cosas friamente, creo que me ha salido hasta positivo. Y después de tanto balance y reflexión, sólo queda volver a empezar.

Y un año más, volví a acabar y empezar el año en mi pueblo. Salir, beber, el rollo de siempre. Y, cómo no, amigo invisible para acabar el año, que por tercera vez, me ha tocado a mí recibir los soldaditos (que no el soldadito… ) de Rubén (ya sabía yo que aún quedaban por algún lado). Gracias por el regalo tan currao y a todos por participar, ¡¡sois los mejores!! Cada noche vieja comparamos con las anteriores y cada uno tiene su percepción de una noche que suele ir desvariando un poco a medida que pasan las horas. Sin embargo, lo de empezar a beber por la tarde en el poli muertos de frío hay que patentarlo como tradición y, además, la cena de este año creo que ha sido una de las mejores. Éramos pocos, pero creo que eso hizo que estuviéramos más unidos. Me ha encantado reencontrarme con todos los que hemos estado allí, aunque haya faltado tanta gente, seguimos estando, que es lo que importa.

En fin, que ahora sólo queda volver a empezar, que no es poco.