Buscando una luna

30 05 2008

No sucede nada. No sucede nada, pero tal vez eso sea peor que el que suceda algo. Cada día me estoy haciendo una coraza más fuerte que no deje pasar todas las cosas que me hierven dentro, pero no deja de dolerme el pecho. Tal vez de tanto gastar fuerzas para hacer más dura mi coraza, por dentro me estoy haciendo cada vez más débil. Es más fácil hacer como si no pasara nada. Pero siempre pasa algo. Y siempre está ahí dentro lo mismo. El mismo dolor.

Pero no pasa nada, “que ha sido un momentito sólo de bajada, que aquí no pasa nada”. A veces los momentitos duran más de lo que uno espera. Pero siempre hay que evadirse. Volver a buscarse. Volver a reinventarse. Me queda tan poco tiempo aquí que no sé dónde estoy. Otra vez vuelve la incertidumbre. Y ese momento en el que todo puede salir muy bien o muy mal. No hay un posible término medio. Tal vez así se rompa mi apatía, mi coraza. Y deje de estar en medio de ningún lugar. Pero hasta que ese momento llegue aún queda demasiado tiempo de aguantarme a mí misma en este lugar. Con esta especie de actitud de ir tirando por inercia (para lo que queda, habrá que seguir). Pero a veces cuando no sucede nada, me canso de mí.


 

“Sucede que me canso de ser hombre,
sucede que me canso de mi piel y de mi cara”

Sucede, Extremoduro  (el link lleva sorpresa)

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: