la vida en veranos

13 07 2008

No sabría decir cuál fue el primer verano en el que fui consciente del paso del tiempo. Sé que cuando tenía unos trece años llené mi agenda contando los días que quedaban para que acabara el curso porque lo único que deseaba era marcharme lejos de aquí y volver a mi pueblo. Pero sé que antes de aquello tenía mi percepción del paso del tiempo. De la llegada de la navidad, de la pascua, de las vacaciones de verano. Todo se contaba por acontecimientos. Es la forma que tenemos todos de aprender, de integrarnos en el mundo. A partir de tradiciones repetidas que nos recuerdan el paso del tiempo, la llegada de las estaciones del año, el calor, el frío.

Todo son señales que te recuerdan el paso del tiempo. Los cumpleaños, los diarios, la primera comunión, el primer campamento, el primer beso, el primer novio, el segundo. El primer concierto. La primera discoteca en la que entras. La primera vez de todo. Todo eran señales de que todo pasaba, de que todo llegaba alguna vez. Y por eso, también eran señales de que todo termina. Y después, todo empieza otra vez, pero nunca como antes. Todo son ritos y a partir de ellos crecemos y nos convertimos en lo que vamos siendo (no en lo que somos, porque cada día, cada segundo somos otra persona).

Y así aprendí a contar el tiempo. Casi siempre en veranos. Era el tiempo en el que descubría, en el que hacía todo lo que no podía hacer durante el año. Aquí, encerrada en un mundo del que siempre quise huir. Con el paso del tiempo conseguí quitarme liberarme de muchas cosas que mantenían atada a un mundo que no me gustaba. Conseguí hacer que mi tiempo no fueran sólo veranos. Aprendí a intentar cuidar más los días. Aunque me quedé mil veces en el intento. Pero los veranos me ayudaron a entender la fugacidad de los momentos felices. Que la libertad de hacer lo que te apetece hacer sólo dura unos instantes.

Con el paso del tiempo he aprendido que si ese verano no lo estiras todo un año, no consigues ser feliz. Con el paso del tiempo aprendí que me sé todas las teorías y que no consigo aplicarlas a la vida. Siempre lucho por salir de la vida real, porque la vida real no me gusta. Y siempre continuaré preguntándome cómo hacer que la vida real sea un verano de cosas que quiero hacer y no hago.

Ya no cuento mi vida por veranos, porque hace tiempo que perdieron intensidad. Y cada día los añoro más. Ya no cuento mi vida por veranos, porque cada vez el tiempo pasa más deprisa y, será cosa de la edad, se me juntan los años y no consigo separar unos acontecimientos de otros. Ya no hay primeras veces y todo deja de tener el mismo sentido que antes. Con el tiempo, dejamos de aprender a través de ritos, porque todos dejan de tener el sentido que les dábamos cuando no sabemos nada de la vida. El invierno, el verano, pasan a formar parte de un todo al que ya no damos importancia. Dejamos de sentir esos nervios que teníamos ante las primeras veces de todo. Ya hemos asumido los días señalados como parte de la vida y seguimos celebrándolos, pero con menos intensidad.

Creo que este será mi último “verano” como tal y que en octubre empezará una nueva etapa. Otra vida. Tal vez el verano de las cosas que quiero hacer. Y no contar la vida por veranos, sino hacer un verano de mi vida.

Y todo empezará, una y otra otra vez, pero nunca como antes.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

14 07 2008
Mar

Hola Inma! Hemos de disfrutar o pasar este último verano como tal que nos queda. El curso que viene llega plagado de cambios, cambios a ser felices o, al menos, intentarlo. Al final, nos damos cuenta que las cosas, quieras ó no, pasan, así que por lo menos toca pasarlas bien.

Y ¿quién sabe dónde estaremos el año que viene este mismo día?

14 07 2008
caoticainma

Sí, tienes toda la razón. Lo bueno es que, como decíamos ayer, somos nosotros los que decidimos y tenemos esa suerte de poder elegir qué queremos hacer (siempre dentro de lo posible, claro). Así que habrá que aprovechar el tiempo y pasarlo todo lo bien que podamos.

Y sí, a saber dónde estamos en un año! Pero mejor no pensar a largo plazo… jaja. Un besito guapa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: