espejismos

27 12 2008

En estos días en los que buscamos la familia. En los que no sabemos qué es. En los que queremos definir nuestra vida, nuestro año, nuestras metas. En estos días intento saber si he dejado más cosas atrás de las que he ganado, si he sabido jugar con el tiempo y aprovechar lo que hay en mi mundo. En estos días en que intento construir mi mundo.

En estos días estoy y no estoy. Observo todo desde fuera. Cómo si todo fuera ajeno a mí. Como si nada me llegara. Como si tuviera una máscara. Y ni las velas de la cena me dan el calor que quiero…

Y mi sonrisa dibujada intenta aparentar una tranquilidad que ansío encontrar y que no tengo.

Y solo un abrazo que pensaba que no iba a llegar… Y, otra vez, cercanía y distancia al mismo tiempo. Y las velas a punto de apagarse. O a punto de volverse a encender.

En estos días que parece que hay de todo. Y no hay nada que dure más que una cena. En estos días en los que todo son luces en la calle que no dejan ver todo lo que hay detrás de ellas. En estos días de crisis, de búsqueda de una oportunidad. En estos días en los que todo acaba y todo vuelve a empezar.

Y un abrazo que no cambia… aunque nada sea igual. El calor que buscaba, por un instante permaneció. Volverá. Se irá. Todo sigue su curso y sólo nos queda jugar con el tiempo de descuento que nos va quedando. Quitarnos la máscara de vez en cuando. Dejar que se consuman las velas. Comerse los langostinos y brindar por la felicidad que seguimos buscando de forma constante sin saber si existe… o si algún día aparecerá.

Y ese abrazo que ahora no puedo olvidar…

noche buena

“…riu amb mi fins que et faltin les forces,
la comèdia no s’acaba aquí
…”

Anuncios




luz

21 12 2008

atardece camino de salamanca

“Desde que no estás tú en este rincón,
no se atreve a pasar la luz del Sol.
Si oye mi voz, se queda fuera.”

Tercer Movimiento: Lo de dentro, Extremoduro





el tercer gato negro

14 12 2008

Más de una vez he escuchado esa frase que dice que cuando miras a un amigo no necesitas preguntarle cómo está para saberlo. Y me encanta que eso me pase, aunque me haya quedado con ganas de tener más tiempo para hablar tranquilamente con cada uno de vosotros.

A veces, la vida te pone a prueba. Tenemos mil historias dentro qué contar, de las que hablar, qué compartir. Este año nos han pasado mil cosas que nos han hecho tener que ser más fuertes. Pero hemos podido con ellas. No hemos estado solos. Y todo lo que me llevo de este año no lo cambiaría por nada del mundo. Después de tanto quejarme por cosas que van y vienen, sé que tengo lo que importa. Aún queda muchos momentos difíciles y estamos intentando salir de algunos tragos algo amargos, pero estamos ahí y no estaremos solos.

El esfuerzo que habéis hecho sólo por darme una noche especial, porque sabíais todo lo que significaba para mí, no lo voy a olvidar. Y esta vez, el gato negro, será el de la buena suerte.

Gracias.

No se me ocurre otra canción qué poner hoy.

Y ahora una tarde de domingo en un autobús… cuánto os estoy echando de menos este año!





llegará…

13 12 2008

 

atardece camino de valencia

Me han dicho que has vuelto por fin a tu casa
¿Qué has visto en tu viaje por tierras lejanas?

Caí entre la bruma de doce montañas
Vagando por seis autopistas cortadas
En medio de siete bosques callados
Perdido en las costas de negros océanos
Subí a diez mil millas hasta un camposanto.

Amaral, Llegará la tormenta





llaman a la puerta

6 12 2008

“Tan, tan. Llaman a la puerta otra vez, ya va, ¿Quién es?.
Fui a abrir
y se metió en mi casa: un amanecer
¡ahí va! ¡qué bien!.
Sola…
pensar que estaba sola y pensé:
¡joder! ¡qué bien!”

Golfa, Extremoduro