la tela invisible de araña…

12 01 2009

arboles

Anoche volví a soñar contigo. Éramos amigas. Íbamos a cenar pizza y beber sangría. Anoche volvíamos a hablar de nosotras, aunque no habláramos nunca de cosas importantes. Otra vez, volviste a aparece en mis sueños. No sé por qué has aparecido tantas veces en todo este tiempo en el que no he sabido de ti.

Quizás no te ayudé como debía haberlo hecho cuando pasaste por el momento más difícil de tu vida. Pero no conseguía sacarte las palabras. No conseguí que me contaras qué te pasaba, que te abrieras a mí. Y así fuimos creando una amistad que se basó en el tiempo y no en la confianza.

Y cuando llegó el espacio, el tiempo dejó de tener sentido.

Ya no guardas mi teléfono. Ya no guardamos ni una tarde para tomar un café y hablar de las cosas pequeñas que vivimos. Pero sigues apareciendo en mis sueños. Como si fueras la infancia que, de tanto en tanto, necesito recuperar. Anoche nos íbamos a cenar. Hablábamos de nosotras, nos reíamos, todo era como antes. Antes de que cruzara esa línea que me separó de todo aquello que me mantuvo protegida durante mucho tiempo. Antes de que se acabara ese pequeño espacio de tiempo en que duró la inocencia que, poco a poco, se fue difuminando.

Y sigues apareciendo por las noches. Aunque ya no te acuerdes de mí –o tal vez sí, quién sabe-. Éramos amigas. Pero apareció aquella línea y dejamos de tener cosas en común. Nosotras fuimos otras. Y ahora ninguna somos aquello que fuimos. Y sé que ya nada nos une, pero me siguen poniendo triste las noches en las que apareces en mis sueños, como si nada hubiera cambiado. Como si todo fuera estable. Como si aún pudiera contar contigo…

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

12 01 2009
elvira84

Ay, Inmi. Te entiendo muy muy bien. Porque a veces también me pasan esas cosas, no en sueños, pero eso que te pones a recordar y todo son recuerdos porque lo demás te ha venido por terceras personas.

Supongo que sería muy importante para ti, como tú dices, en una época de tu vida. Vuelves a ella, obviamente, porque ya no está, si lo estuviera no lo harías. Estupideces de la mente… Y te entristece por la misma razón. Pero ya sabes que la vida da muchas vueltas, y en un giro de esos inesperados, no sabes lo que te vas a encontrar. Déjalo venir, que si tiene que llegar, llegará.

No te atormentes por el pasado porque, te guste o no, es parte de ti. Y no te enredes en posibilidades porque la estadística, por mucho que digan, nunca fue ciencia cuando se aplica a personas.

Anoche sabía que te hacía falta dosis… mira que…

Un besazo, Inmi.

12 01 2009
caoticainma

Guapa, gracias por escribirme. La verdad que ayer dormí como un bebé. Lo que pasa es que a veces tengo sueños raros y de repente durante el día me acuerdo de lo que he soñado. Supongo que eso le pasa a todo el mundo… y nada, la verdad que, como tú dices, es el pasado y no hay más importancia. La verdad que sobre lo que he escrito no es nada que ahora mismo me afecte pero supongo que es una reflexión en voz alta… o simplemente recuerdos. O quizás más ganas de escribir y divagar que de estudiar… jeje.

Bueno, un besote Elvi!

13 01 2009
Jess

Me ha pasado algo similar con mis mejores amigas de años pero creo que aciertas en que todo llega a convertirse, en algún punto, en amistad de tiempo y no de confianza. Creo que no podría haberlo definido mejor. Es triste, pero la vida sigue y todo se supera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: