La muñeca

26 04 2009

“Soy una muñeca plástica. Me compraste en una tienda de objetos eróticos. No era nadie antes de conocerte, okay. Todo lo que soy te lo debo a ti. A veces te gusta jugar a las muñecas, pero como un niño, rompes los juguetes. Me posees porque eres mi dueño. Me tomas con violencia, como los niños que se aburren de los juguetes. Ensayas muchos estilos y ninguno te funciona. Por eso estás encendido de furia contra mí. Te golpeas la cabeza con mi cuerpo mientras me llamas puta. Te asustas de tus fantasías asesinas. Tal vez preferirías que te castigara por ser un niño malo. Algunos hombres se portan mal para provocar el castigo de mamá. Te atraigo hacia mí, tirándote de las orejas. Quieres dejar de ser sujeto. Te angustia ese papel de ser siempre quien decide el orden del guión. Compraste un goce efímero que quiero eternizar para suplir la necesidad de la otra y me castigas por intentarlo. Tampoco la quieres a ella, es la visión fugaz de una mujer etéra lo que te hiere.”

Consuelo Triviño. “La muñeca”, en: La casa imposible.





Espejos

18 04 2009

“Las mujeres hemos servido todos estos siglos de espejos, con el poder mágico y delicioso de reflejar la figura del hombre al doble de su tamaño natural”

Virginia Wolf





no he buscado a nadie

16 04 2009

Ayer volvía a casa escuchando esta canción… hace tiempo puse sólo un pequeño trozo, pero hoy necesito ponerla entera. Este grupo forma parte de la música que me niego y, sin embargo, a la que no puedo escapar. En fin, ahí la dejo.

No he buscado a nadie, llevo dias buscandome yo,
llevo dias buscandome yo.
No quiero pensar en Madrid, ni en su reloj
Duermo por las tardes, por las noches reinvento su voz.
En las sombras me veo al reves, en los libros me encuentro mejor
Tú, estatua de sal, prepara tu salto mortal
Hoy, no te puedo calmar,
pequeño desastre animal.

Pinto en los epsejos, personajes de ciencia ficción
Escapan a su otra mitad sin pedirle permiso al creador
Y en sucios recuerdos, cuando echo la vista hacia atrás
He mezclado en le mismo cajón mis historias tus fotos y un plan

Ey tú, estatua de sal, prepara tu salto mortal
No te puedo esperar, pequeño desastre animal
Ey tú, estatua de sal prepara tu salto mortal
Hoy, no te puedo esperar, pequeño desastre animal
Tú, tú de que vas va dime si vas a saltar a saltar
hoy, no, puedo esperar
ven pequeño desastre animal.

Pequeño desastre animal





cultura

4 04 2009

“Cuando se me planteó la exigencia de medir la cultura, vi que la cultura debía ser precisamente aquella condición que excluye una mentalidad capaz de medirla”

Theodor Adorno