ley de vida

27 08 2009

La edad fue un defecto que adquirimos con el tiempo. Dejamos de soñar como niñas y niños, como jóvenes adolescentes. Empezamos a ser personas adultas. Otras cosas nos llenaron. La pareja, el trabajo, el dinero, la envidia… y dejamos de mirar a las estrellas como si verlas fuera un momento especial compartido. Empezamos a verlas como si ellas fueran un privilegio propio. Como algo nuestro y poseído. Como si ellas estuvieran más abajo de nuestros pies. No importaba con quién compartiéramos el momento. Eramos el yo y el ellas. Y todo dejó de tener sentido.

Los veranos dejaron de ser verano para ser vacaciones. El amor de verano pasó a ser el más insignificante de los recuerdos de la infancia. El amor pasó a ser la comodidad de tener siempre alguien al lado para no sentirnos solas y solos. Nosotros y nosotras acabamos por ser un conformismo neutro o una búsqueda constante. Sin saber si estábamos arriba o abajo. En medio o entre la nada de ningún lugar. Sin saber si podemos confiar en la persona que nos mira de reojo o aquella que desde enfrente simula su franqueza. La vida dejó de ser un sueño para pasar a ser una incógnita real, una obligación, una ley de vida que no supimos cambiar. Algunos y algunas siguieron el camino lógico. Otras y otros nos perdimos mirando las estrellas.

Yo hoy las miro y me dan miedo. Son muchas. Pueden conmigo. No me gusta compartir esos momentos sólo con ellas. Ya nadie mira arriba. ¿dónde están? Muchas personas dicen que dejaron de existir hace años e, incluso, siglos… tal vez fue en el momento en el que dejamos de mirarlas con alguien. El capitalismo nos invadió el alma. No sé… tal vez, lo subliminal pudo más de lo que se creía… sí. Un modo de vida nos invadió.

La vida de las personas adultas, la ley de vida. Las estrellas que queremos ser y que no nos gusta mirar. Dejamos de compartir momentos, dejamos de recordarlos. Ya no somos los que fuimos, ya no guardamos las esencias. Y, como las estrellas, sólo somos el reflejo de lo que un día creímos ser. 

¿A dónde nos hemos ido…?

DSCN3571

“Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá.”

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

31 08 2009
elvira84

Vecina!!! Cuánto tiempo sin hablarte desde la ventana… Te acabo de llamar. Por un lado, para disculparme por haber des-quedado tan repentinamente ahora que me gustaría repartir mis horas entre mi familia y tú. Y, por otro, porque no poder hacerlo me lleva a llamarte por varias razones que ya conoces bien.

Leyendo lo que escribiste, me ha quedado claro que te voy a dar un libro que ando leyendo últimamente y que dudaba si te gustaría o no. Espero que sí. Te lo daré cuando nos veamos y prometo que será lo antes posible y el mayor número de veces posible.

Un beso

31 08 2009
caoticainma

Guapa!!
Agg!! mil perdones por el teléfono!! tenía el móvil cargando y no me enteré! Sí, ya lo sé… para variar! bueno, no te preocupes por no haber quedado hoy, ha sido por una buena causa! Mañana te llamo y me cuentas como ha ido todo!!

Ya sabía yo que me contestarías a esta rallada mental mía, que si te digo en qué condiciones la escribí… jajaja. En fin, sólo es un cachito de muchas conversaciones que hemos tenido ya, pero por escrito. Eso sí, me da miedo tu libro, jijiji.

Muchos besazos Elvi, gracias por estar siempre ahí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: