cultura

4 04 2009

“Cuando se me planteó la exigencia de medir la cultura, vi que la cultura debía ser precisamente aquella condición que excluye una mentalidad capaz de medirla”

Theodor Adorno

Anuncios




El momento Risto

1 07 2008

Sí, lo confieso. Estoy viendo OT. Cuando empezó esta edición no soportaba a ninguno de sus participantes (ahora tampoco). Era verlo cinco minutos por esa curiosidad que tenemos todos de saber a qué personajillos meten ahí dentro y no aguantar más. Poco a poco, me han ido cayendo todos aún peor, pero los soporto mejor. Eso, o me he enganchado a sus tonterías y acabo tragándome ese programa sin saber muy bien por qué.

Supongo que soy una de esas personas que ven OT para reírse y ver hasta dónde puede llegar este teatro televisivo. Un programa donde el jurado está completamente dividido, donde cada uno tiene un criterio, donde hay miles de contradicciones, donde los profesores y el jurado no se soportan… y donde el presentador sigue intentando hacer ver que se trata de un programa musical. No. Eso si que no lo tolero. Esto es sólo teatro malo.

Ya nadie se los cree. Todo empezó con Rosa de España y ha acabado en el “momento Risto”. Ese momento en el que este personaje empieza a decir de la forma más forma más borde posible lo que (casi) todos los que odiamos este programa pensamos. ¿Qué hace un enemigo de este programa como jurado? Pues ganar dinero diciendo lo que le sale de los cojones con cierta ironía y algo de ingenio. Pero cuando este hombre pasa de la crítica más dura al insulto más soez y fácil, me da miedo hasta dónde podemos llegar. Hasta qué punto llegará este programa “musical”.

Y lo que sigo sin saber es el papel que tienen los concursantes títeres que dicen que viven para la música. Ahí están enfrentándose a Risto o aguantando el chaparrón de lo que les dice, dando pena al público… Seguramente es el sentimiento de pena (más que admiración) lo que les hace tener fans.





las verdaderas filosofías de la vida

11 05 2008

Lewis CarrollHe aquí un poco de la sabiduría de los niños y niñas, la verdadera sabiduría que vamos perdiendo con el paso de los años. Son algunos fragmentos sacados del libro “Frases célebres de niños. El hormiguero”.

Celia, 3 años:
Celia quería jugar con su primo a cuentos de princesas, pero él no quería ser príncipe, ni caballero, ni nada, así que ella muy enfadada le dijo: «Vale, sé tu mismo y abúrrete».

Daniela, 3 años y 6 meses:
Daniela le preguntó a su tía: «¿Dios está en las nubes?». Su tía le contestó: «Sí, claro. Dios está en las nubes». Acto seguido le preguntó la niña: «¿Y cuándo va a bajar a conocerme?».

José, 8 años:
Estando de viaje, José le preguntó a su padre: Papá, ¿yo dónde me voy a morir?». Su padre le contestó: «Eso no lo sabemos, pero ¿por qué lo preguntas?».Y el niño respondió: «Para no ir nunca».

Manu, 7 años:
El padre de Manu le hizo una sopa para cenar y le dijo: «Cómetelo, que está muy rico». El niño tomó dos cucharadas y le contestó: «Papi, tú y yo tenemos gustos distintos».

Eva, 6 años:
El padre de Eva le preguntó: «¿Tienes ganas de que empiece el colegio?». La niña le respondió: «No». «¿Y por qué?», insistió su padre. Y Eva le dijo: «Porque nos ponen deberes y luego ni nos pagan ni nada».

Gonzalo, 2 años y 6 meses:
Un día le preguntaron a Gonzalo: «¿Qué quieres ser de mayor?». El niño, muy enfadado, respondió: «Lo que no quiero ser es gente».





momento gañán

5 04 2008

Me he pasado toda la semana con fiebre, así que no he podido escribir antes. Dije que escribiría algo positivo, pero tengo la cabeza un poco espesa aún y sólo se me ocurre poner este vídeo dedicado a todos los gañanes que van al pueblo en verano.





a votar!

9 03 2008

avotar1.jpg





muchachada nui

27 01 2008

Bueno, vamos a poner un poco de risa a un domingo aburrido, que llevo desde el viernes sin salir de casa por culpa de que los virus se han apoderado de mi cuerpo y no se quieren ir. Me meo con Marcial.