tiembla tu cuchara

19 10 2010

“… y hablas como si te hubiera preguntado
de quién te vengabas todo el tiempo que yo estuve a tu lado…”

Mi primera combustión, Love of lesbian

Anuncios




Te odio

6 10 2010

Te escribo dormida entre mis canciones y tus letras. Tirada en mi cama entre mi guitarra y tus canciones. Tu eco. Tu voz. Tu odio. El mío. Sin pensar en nada. Entre las ilusiones y la decepción. Entre la fuerza que sale de mí, a veces, sin saber por qué. Sin saber de dónde. Y, sin embargo, me gusta verme así. Estoy fuerte. Me siento fuerte. Aunque, a veces, viva entre la tristeza que llega algunos días sin avisar. Entre la luz de otoño que aún llega por mi ventana.

Me veo. Sigo. Sin que nadie me cuide… qué más da. No lo necesito. No lo quiero.

Estoy.

Soy.





Incendios de nieve

26 09 2010

…el miedo al fin cayó, al fin cedió.





consecuencias de un amor romántico

20 08 2010

Echo de menos sentirme a salvo. Sentirme protegida. Echo de menos unos brazos que me rodeen. Tus brazos. Los echo de menos. Creo que nunca te lo dije. Me gustan tus brazos. Los echo de menos. Tu forma de abrazarme. Me hacía sentir a salvo. Echo de menos sentirme a salvo.

Pero te tendré que dejar en el cajón de las cosas muertas. De los recuerdos que ya nunca serán. Junto a aquellos veranos en los que las noches no terminaban nunca. Junto a aquellas tardes tirados en cualquier lugar. Viendo la vida pasar.

Ya nunca más me volví a sentir a salvo. Pocas veces desapareció esta ansiedad. Es como estar siempre en un precipicio a punto de saltar. Pero no saltar nunca. Tener siempre dentro esa tensión… como si fuera a caer, como si me fueras a empujar.

Echo de menos cuando tus brazos me cogían. Me abrazaban. Cuando nos cuidábamos. Cuando te abrazaba. Cuando me escuchabas. Cuando no querías irte. Cuando no miraba a este abismo que hoy nos separa.

Ahora sólo puedo salvarme yo. Nunca debí esperar que otros lo hicieran. No me enseñaron a querer bien, me enseñaron a querer demasiado. Y ahora ya no sé cómo sentir la tranquilidad que sentía contigo, cuando tú me protegías. Es curioso sentir que la única persona que me ha protegido sea la misma que ahora me empuja a este precipicio. Los mismos brazos. Los que echo de menos.

Y entre tus reflejos ahí estás. Escapando. Te vas cada vez más lejos. Y yo intento protegerme, pero nunca me enseñaron a hacerlo. No sé cómo hacerlo. Estoy cansada de tus reflejos. De tus señales. De tus idas y venidas.

Voy a saltar. Y ya no espero que me salves…





Ansiedad

15 08 2010

Todo desordenado a tu alrededor y no ves nada. No ves nada. Ves todo. Todo. Todo inunda esta habitación. Y por dentro explotan las ganas de llorar. Los nervios. Te ahogas. Otra vez, ansiedad. Todo está desordenado. Como esta habitación. Llena de todo, vacía de todo. Quieres otra cosa y no puedes escapar. No sabes a dónde ir. Y por dentro explotan las ganas de llorar. De marchar. De tenerte que ir. De volver. De no llegar nunca a algún lugar. Soledad. Otra vez. Haces como que estás bien. Vuelven a ti las ganas de explotar. De salir, de llegar, de no tenerte que marchar. ¿Dónde se quedó aquel sentimiento de tranquilidad? ¿Dónde están las ganas de quedarse en algún lugar? De estar bien. De estar bien aquí, ahora, en este lugar. Sin la necesidad de estar con alguien. Sin sentir la soledad. Y haces como que todo está bien. Vuelven las ganas de explotar. Y lloras por dentro. Nervios. Ansiedad. Noches vacías. Días muertos. Ansiedad. ¿Por dónde empezar a caminar?





nos sobran los motivos

4 07 2010

Esta sala de espera sin esperanza,
Estas pilas de un timbre que se secó
Este helado de fresa de la venganza
Esta empresa de mudanza
Con los muebles del amor…

Joaquín Sabina, Nos sobran los motivos
(…para decir ¡con Dios!)





no voy

6 06 2010

es horrible el miedo incontenible…