sin ninguna dirección

31 01 2010

Últimamente, me ha dado por rescatar canciones prohibidas. Sí, por fin, creo que soy capaz de escuchar canciones que me daban miedo. Esas canciones que traen demasiados recuerdos que, sean buenos o malos, nos remueven demasiadas cosas por dentro. 

Esta era una canción que durante un tiempo siempre me hacía sentir bien. Sin embargo, muchas veces, estas cosas se nos ponen del revés y pasó a ser lo contrario. Hoy que soy capaz de escucharla y disfrutar con ella, me apetece compartirla.

“Un libro siempre abierto,
las hojas arrancadas una a una con rencor.”





desde el exilio

13 09 2008