afónica…

11 01 2008

Creo que entre tanto aburrimiento y estrés, acabo pensando en todo menos en lo que tengo que pensar (periodismo local…), pero ahora hasta empiezo a encontrar eso que se llama ilusión… no sé muy bien qué haré, ni cómo… pero creo que empiezo a ver esa acera de enfrente a la que se refería Jorge Bucay.
Sigo teniendo demasiada rabia contenida, a así que seguiré gritando hasta que me quede afónica. Y seguiré gritando en busca de esa ilusión.

A saber en qué quedan tantos planes y tanta incertidumbre… Pero seguiré caminando…

bologna-029.jpg

“…si sa dove si nasce, ma non come si muore e non se un’ideale ti porterà dolore.
Ma la tua vita adesso puoi cambiare, solo se sei disposto a camminare,
gridando forte senza aver paura…”

Modena City Ramblers, I cento passi





borrón y cuenta nueva

2 01 2008

escurial.jpg

Al final equilibré mi balance y analizando las cosas friamente, creo que me ha salido hasta positivo. Y después de tanto balance y reflexión, sólo queda volver a empezar.

Y un año más, volví a acabar y empezar el año en mi pueblo. Salir, beber, el rollo de siempre. Y, cómo no, amigo invisible para acabar el año, que por tercera vez, me ha tocado a mí recibir los soldaditos (que no el soldadito… ) de Rubén (ya sabía yo que aún quedaban por algún lado). Gracias por el regalo tan currao y a todos por participar, ¡¡sois los mejores!! Cada noche vieja comparamos con las anteriores y cada uno tiene su percepción de una noche que suele ir desvariando un poco a medida que pasan las horas. Sin embargo, lo de empezar a beber por la tarde en el poli muertos de frío hay que patentarlo como tradición y, además, la cena de este año creo que ha sido una de las mejores. Éramos pocos, pero creo que eso hizo que estuviéramos más unidos. Me ha encantado reencontrarme con todos los que hemos estado allí, aunque haya faltado tanta gente, seguimos estando, que es lo que importa.

En fin, que ahora sólo queda volver a empezar, que no es poco.





ritornando a bologna….

4 12 2007

piazzasantostefano1.jpg

Domani prendo l’aereo che mi porterà fino la città che mi ha visto essere felice, che mi ha visto rinascere. La città che mi ha visto essere io, io per prima volta nella mia vita… La bella Bologna che mi lo ha datto tutto, ma solo per nove mesi.

E adesso, mi fa paura il rincotro…. senza la mia casa… il ritorno alla mia città ma solo per cinque giorni… Ma ci vedremo, bologna… e vi vedrò a tutti!!!